2018-12-11-10-47-28-shutterstock-1077840605.jpg
11-12-2018

¿Cómo aprovechar los smartphones en clase? Tu teléfono puede ser una herramienta de aprendizaje

Puede que a muchos maestros -e incluso a algunos estudiantes- les cueste trabajo prestar atención al celular y a las clases, conviviendo de buena manera. Por lo regular, ver un smartphone en un salón de clase es automáticamente asociado con distracción y con falta de interés por el curso que se está impartiendo, pero no debería de ser así.

 

Con el gran avance que ha tenido la tecnología celular en la última década, el celular ha pasado a ser prácticamente una pequeña computadora de mano. Es increíble todas las funciones que se pueden utilizar hoy en día en los teléfonos, lo que los convierten en una herramienta perfecta para alumnos y maestros.

 

Uno de los beneficios más evidentes de los smartphones es el acceso a la información: actualmente buscar información en internet a través del celular es muy rápido, por lo que un maestro puede indicar a sus alumnos recopilar datos sobre cualquier tema y posteriormente discutir entre todos qué fue lo que encontraron.

 

Además, en las tiendas de aplicaciones de cualquier dispositivo se pueden encontrar un sin fin de apps que fueron creadas con la intención de ayudar a los estudiantes y a los maestros. Ya sea para revisar y realizar apuntes, aprender algún idioma o hacer actividades en línea.

 

Incluso aplicaciones tan comunes como Whatsapp pueden ayudar: se puede crear un grupo de conversación para los integrantes de un proyecto o también incluir a todos los del salón para preguntar por tareas, fechas de entrega o dudas que se tengan sobre alguna materia.

 

Debemos aceptarlo, hoy en día el celular nos acompaña prácticamente a todos lados y es mejor buscarle una utilidad, que dejarlo de lado como si fuera el enemigo de la escuela. Como hemos mencionado, un smartphone puede ser un increíble aliado tanto para alumnos, como para maestros.

 

Contacto